DesarrolloFormidable colabora con Turkana

 

TurkanaJPG

 

Una parte de nuestro beneficio anual irá destinado al proyecto solidario “Cirugía en Turkana” a través de Turkana Bar.

Gracias a José Jimeno (Fito) por su ayuda y por abrir las puertas del Turkana, a Reyes Ibarrondo por presentarme a esta gente tan Formidable y a Gabi por hacer posible esta conexión.

El Turkana Bar nace del impulso de cuatro amigos en torno a la idea de crear una fuente de ingresos estable para el proyecto. El 100% del beneficio obtenido en Turkana Bar es destinado a www.cirugiaenturkana.com.

Estamos orgullosos de poder colaborar con un proyecto tan bonito y repleto de Personas Formidables, que reúne nuestros valores, nuestra visión y filosofía de empresa.

www.turkanabar.es

Al norte de Kenia, a orillas del lago Turkana, se encuentra una de las zonas más pobres del planeta, la región de Turkana. La escasez de recursos, las duras condiciones de vida y el aislamiento del resto del país hacen de esta área una de las más desfavorecidas de todo el continente africano.

A oídos de un un grupo de cirujanos y profesionales médicos de varios hospitales madrileños llegó la noticia de que en Lodwar (capital de la región) existía un centro sanitario donde, debido a la situación socioeconómica y la falta de personal, la población no podía recibir una cobertura sanitaria mínima. Al conocer las necesidades quirúrgicas de Lodwar, deciden organizarse y en el año 2004 comienzan las campañas del proyecto “Cirugía en Turkana” (la primera en 2004, dos en 2005, dos en 2006, 2007, 2009, 2010 y 2011).

Este grupo humano trabaja de forma independiente y altruista, con la motivación personal que cada miembro del grupo aporta, y sigue adelante gracias a las colaboraciones económicas de amigos y conocidos quienes, año tras año, se preocupan por este proyecto y participan en fiestas, regatas, pintan cuadros, editan libros… en definitiva, dedican parte de su tiempo y dinero a mantener este proyecto vivo.

El bar Turkana nace del impulso de cuatro amigos en torno a la idea de crear una fuente de ingresos más o menos estable para el proyecto y, a la vez, constituir un punto de encuentro para la gente interesada.

Dos de estos amigos viajaron a Turkana en la campaña de 2011 y vivieron de cerca la situación. Les impactó profundamente el hecho de que simplemente por haber nacido en un lugar como Lodwar el derecho más básico del ser humano te puede ser negado: la vida.

Durante su estancia en el hospital de Lodwar tuvieron la oportunidad de asistir, junto al resto del equipo médico, a personas con SIDA, con heridas de bala y picaduras de serpientes, con malformaciones, graves quemaduras, roturas de huesos y hasta mordeduras de cocodrilo. Participaron también en cesáreas y operaciones de tumores, realizando todas las intervenciones posibles durante los 15 días, aproximadamente, que suelen durar las campañas. Y todo esto con la dificultad añadida de realizar este tipo de operaciones en un hospital que carece de lo básico y donde las condiciones higiénicas no son las deseadas.

A su regreso a Madrid, positivamente impresionados por el trabajo realizado por el equipo de profesionales médicos de “Cirugía en Turkana”, decidieron implicarse de forma activa en el proyecto creando el bar Turkana.